Seleccionar página

Las ideas brillantes no llegan fácilmente en un abrir y cerrar de ojos. Cuando la responsabilidad de idear una solución recae en una sola persona, puede demandar mucho tiempo y causar mucho estrés. Pero cuando se trata de un grupo de personas que tienen la tarea de resolver un problema, la lluvia de ideas pueden entrar en conflicto. Y mejor ni hablemos de los métodos que aplica cada uno para incentivar su locura creativa, lo que dificulta aún más que todo avance sobre ruedas y en la misma dirección.

Aquí es donde entran en juego las técnicas de brainstorming o lluvias de ideas. Estas técnicas aportan una estructura para las sesiones de lluvias de ideas, incentivan la creatividad de los participantes y garantizan que las buenas ideas se vuelvan realidad. Afortunadamente, hay muchas técnicas de brainstorming para elegir.

¿Qué es una lluvia de ideas? ¿Cómo organizar un excelente brainstorming?

La técnica de lluvia de ideas es un método ampliamente utilizado para generar ideas y resolver problemas. Se basa en la visión de que cuantas más ideas se generen, más probable es que se encuentre una buena solución. Su objetivo es fomentar el pensamiento creativo y la colaboración, sin juzgar ni criticar.

Ahora bien, ¿cómo organizar un brainstorming? Independientemente del método que prefieras, la mayoría de las técnicas de brainstorming incluyen los siguientes tres pasos:

  1. Captura de ideas
  2. Análisis y crítica de las ideas
  3. Elección de las ideas a poner en práctica

Todas las técnicas para lluvias de ideas incluyen los mismos ingredientes. Lo único que hace falta es una persona o un grupo de personas, un problema por resolver o una oportunidad por abordar, y tiempo.

Desafíos de las lluvias de ideas

La regla de oro para las sesiones de lluvias de ideas es “cantidad sobre calidad”. Mientras más ideas tengas, más oportunidades habrá de que una valga realmente la pena. Este es el motivo por el que, particularmente en el proceso de lluvia de ideas en grupo, hay que asegurarse de que todos los integrantes del equipo dejen sus críticas a un lado y que todos sepan que no hay ideas malas, sino simplemente ideas.

Hay varios desafíos que pueden surgir durante una sesión de lluvia de ideas. Por ejemplo:

  • Dominación por parte de ciertos miembros: en algunos casos, ciertos miembros del grupo pueden dominar la sesión de lluvia de ideas, mientras que otros pueden ser menos vocales. Esto puede conducir a una falta de diversidad en las ideas que se generan y puede impedir que los miembros más introvertidos contribuyan con sus ideas.
  • Crítica de ideas: si se permite que los miembros del grupo critiquen o evalúen ideas durante la sesión de lluvia de ideas, puede sofocar la creatividad y desanimar a las personas a compartir sus ideas.
  • Falta de dirección: si el problema o desafío que el grupo está tratando de resolver no está claramente definido, la sesión de lluvia de ideas puede carecer de enfoque y dirección. Esto puede resultar en una gran cantidad de ideas que no son relevantes para el problema en cuestión.
  • Falta de participación: si algunos miembros del grupo no están comprometidos o interesados en la sesión de lluvia de ideas, puede ser difícil generar una gran cantidad de ideas.

Para superar estos desafíos, el líder del grupo debe asegurarse de que la sesión de lluvia de ideas esté bien estructurada y centrada en el problema en cuestión. También deben crear un ambiente de apoyo e inclusivo que aliente a todos a participar y compartir sus ideas. Además, deben asegurarse de evitar criticar o evaluar ideas durante la sesión de lluvia de ideas y, en cambio, deben concentrarse en generar tantas ideas como sea posible.

Técnicas analíticas para lluvias de ideas + ejemplos

Hay varias técnicas analíticas que se pueden utilizar para evaluar y desarrollar las ideas que se generan durante una sesión de lluvia de ideas. Algunos ejemplos de estas técnicas incluyen:

Starbusting (explosión de estrellas)

Es una técnica visual para lluvias de ideas. La técnica de “starbursting” se debería usar una vez que el equipo o quienes participan en la lluvia de ideas ya están orientados hacia alguna idea en particular. Para iniciar la lluvia de ideas, coloca una idea en el centro de una pizarra y dibuja una estrella de seis puntas alrededor. En cada extremo habrá una pregunta:

  • ¿Quién?
  • ¿Qué?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Dónde?
  • ¿Por qué?
  • ¿Cómo?

Analiza cada pregunta y cómo puede relacionarse con tu idea. Por ejemplo, “¿Quién querría comprar este producto?” o “¿Cuándo tendremos que tener el programa listo?”. Te ayudará a explorar escenarios posibles o a detectar obstáculos que se pueden presentar y que no habías considerado antes.

Adecuada para: Lluvias de ideas para grupos grandes y análisis profundos de ideas

La matriz “How Now Wow”

La técnica “How Now Wow” para lluvias de ideas consiste en categorizar las ideas según la originalidad y la facilidad de su implementación. Una vez que se reúnen varias ideas, ya sea en forma individual o en equipo, se analiza si entran dentro del espectro de análisis de esta técnica:

  • Ideas “How” (cómo ponerlas en práctica), son ideas originales pero no se pueden implementar. 
  • Ideas “Now” (ahora), no son originales pero resulta fácil ponerlas en práctica en el momento.
  • Ideas “Wow” (sorprenden), son ideas que nunca antes se han pensado y que además son fáciles de implementar.

Por supuesto que conviene tener el mayor número de ideas “Wow” que sea posible, porque se pueden poner en práctica pero también porque pueden distinguirte de la competencia y romper con la monotonía de una empresa. Para organizar mejor las ideas, contempla la posibilidad de utilizar una matriz de cuatro cuadrados con la ponderación de la dificultad en el eje Y y de la innovación en el eje X.

Adecuada para: Lluvia de ideas individual o grupal y para captar soluciones que se puedan llevar a la práctica

Diagramas de afinidad

Un diagrama de afinidad es una herramienta visual que se utiliza para organizar y agrupar ideas relacionadas. Para crear un diagrama de afinidad, el líder del grupo puede escribir cada idea en una tarjeta o nota adhesiva por separado. Luego, el grupo puede trabajar en conjunto para clasificar las tarjetas en diferentes categorías o grupos en función de sus relaciones entre sí.

Adecuado para: Lluvia de ideas individual o grupal. Sirve para identificar temas y patrones comunes en las ideas, y facilitar su evaluación y desarrollo.

Matriz de Pugh

Una matriz de Pugh es una herramienta que se utiliza para comparar y evaluar diferentes ideas en función de un conjunto de criterios. Para crear una matriz de Pugh, el líder del grupo puede enumerar las diferentes ideas en el lado izquierdo de la matriz y los criterios de evaluación en la parte superior. Luego, el grupo puede trabajar en conjunto para calificar cada idea de acuerdo con los criterios, utilizando una escala de +, – o 0. Esto puede ayudar a identificar las fortalezas y debilidades de cada idea y determinar cuáles son las más prometedoras.

Adecuada para: lluvia de ideas grupal y para agrupar soluciones que se puedan llevar a la práctica.

Árbol de decisiones

Un árbol de decisiones es una herramienta visual que se utiliza para analizar y evaluar los resultados potenciales de diferentes decisiones. Para crear un árbol de decisiones, el líder del grupo puede dibujar un diagrama que muestre los diferentes puntos de decisión y los posibles resultados de cada decisión. Luego, el grupo puede trabajar en conjunto para evaluar los pros y los contras de cada resultado y determinar el mejor curso de acción. Esto puede ayudar a tomar decisiones complejas de forma estructurada y lógica.

Adecuada para:  Evaluar y desarrollar las ideas que se generan durante una sesión de lluvia de ideas grupal. Al usarlos, el grupo puede identificar las ideas más prometedoras y elaborar un plan para implementarlas.

El análisis de las brechas

Cuando tienes dudas sobre cómo poner en práctica una idea, es cuando entra en juego la oportunidad de “cerrar la brecha”, para ocuparte de los obstáculos que se interponen en el camino. Comienza con una declaración de cuál es la situación actual y después, otra de a dónde quieres llegar. Por ejemplo, “Nuestra empresa fabrica relojes inteligentes, queremos ampliar nuestra línea de productos para incluir también los monitores de actividad física”.

Vale la pena ponerlo por escrito en una hoja grande o en una pizarra para que todas las personas que participen en la lluvia de ideas lo vean, tal vez con un diagrama de flujo o un mapa mental. Después, enumera los obstáculos que impiden llegar a donde se quiere ir y trabaja en las soluciones a cada uno de ellos. Para entonces, de la sesión de lluvia de ideas debería surgir un plan claro de cómo llegar a donde se quiere ir.

Adecuada para: lluvia de ideas individual o grupal, para quienes piensan mejor con material visual y para perfeccionar soluciones que se pueden llevar a la práctica

Escritura de ideas

Al escribir ideas, se le pide a cada miembro del grupo que escriba anónimamente varias ideas en notas adhesivas o fichas. Mantener las ideas en el anonimato tiene dos propósitos importantes: en primer lugar, evita el anclaje de ideas y cualquier sesgo de personalidad que pueda surgir. En segundo lugar, proporciona una forma para que los compañeros de equipo más introvertidos sigan contribuyendo a la ideación.

El resultado es una gama más amplia de ideas que pueden no haber surgido si los compañeros de equipo hicieran una lluvia de ideas colectiva. Luego, las ideas se comparten al azar con el resto del grupo, que ofrece retroalimentación y critica cada idea. Como alternativa, las ideas también pueden ser recopiladas y clasificadas por un líder de equipo o un equipo de gestión. 

Adecuada para: lluvia de ideas grupal, su objetivo principal es separar la generación de ideas de la discusión.

Análisis de los porqués

Si alguna vez te ha interrogado un niño pequeño, sabes cómo suenan los 5 porqués. Das una respuesta a una pregunta, solo para que sea seguida por una serie cada vez más urgente de “¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?”

A decir verdad, ese niño está en algo. Creado por Taiichi Ohno, el análisis de los 5 porqués se hizo popular en Toyota como un proceso estándar para el análisis de la causa raíz: llegar al corazón de un problema.

Menos estructurado que otros métodos de resolución de problemas más tradicionales, los 5 por qué es simplemente lo que parece: preguntar por qué una y otra vez para llegar a la raíz de un obstáculo o contratiempo. 

Tanto los diagramas de flujo como los diagramas de espina de pescado pueden ayudarlo a rastrear sus respuestas a los 5 porqués.

Adecuado para: Lluvia de ideas individual o grupal, el diálogo abierto puede desencadenar nuevas ideas sobre un problema. 

Relleno de brechas

El llenado de brechas, también conocido como análisis de brechas, requiere que identifique su estado actual y su objetivo final y luego encuentre brechas entre los dos estados. Hace la pregunta, “¿Cómo llegamos de aquí para allá?” El análisis de brechas es especialmente útil cuando se trata de resolver problemas porque requiere que encuentre soluciones viables.

Los diagramas de flujo o los mapas mentales pueden ayudarlo a trazar su análisis de brechas. Marque el estado actual en un extremo y el estado ideal en el otro. Luego, los miembros del equipo comprenderán para qué están trabajando y comenzarán a aportar ideas en el medio para llenar el vacío.

Adecuado para: Lluvia de ideas individual o grupal, especialmente útil cuando se trata de resolver problemas porque requiere que encuentre soluciones viables.

Brain netting

La creación de redes de ideas se ha convertido en una técnica popular de intercambio de ideas en el espacio de trabajo moderno, donde la colaboración virtual y los equipos remotos son mucho más comunes. La comunicación por correo electrónico puede ser eficaz, pero puede llevar demasiado tiempo y puede ser más formal de lo necesario.

Con la creación de redes de cerebros, los participantes utilizan software de colaboración virtual para compartir ideas en tiempo real y pueden guardar ideas en una plataforma de almacenamiento basada en la nube o dentro del propio software de colaboración. La forma en que los equipos abordan la colaboración virtual puede variar: los líderes de equipo pueden hacer una pregunta general como “¿Qué queremos que experimenten nuestros clientes?” y haga que los compañeros de equipo contribuyan con sus respuestas, o los equipos pueden participar en otras técnicas mencionadas en este artículo, incluida la lluvia de roles, la lluvia de ideas inversa y la ideación rápida.

Adecuado para: Lluvia de ideas grupal, ideal para equipos que trabajan de manera remota. 

Elige un método de lluvia de ideas y comienza

Una vez que hayas seleccionado la técnica o técnicas de lluvia de ideas, es hora de ponerse a trabajar. Recuerda: la primera regla de la lluvia de ideas es la cantidad sobre la calidad. Animar a los compañeros de equipo a tener la valentía de arriesgarse a la imperfección y contribuir con ideas es la mejor manera de guiar a su equipo hacia nuevas formas de abordar los problemas y, a menudo, conduce a ideas poderosas.

Todos estos métodos se pueden combinar con otros, brindándole un arsenal interminable de técnicas de lluvia de ideas para continuar ideando de manera eficiente.

¿Buscas ofrecer una experiencia excepcional? Descubre más sobre cómo deleitar a tus clientes y empleados en cada punto de contacto y convertirlos en defensores de la marca.

Obtén todo el potencial de una plataforma de clase mundial a un precio asequible con #QServus. ¡No esperes más! Agenda una demo https://info.qservus.com/