Seleccionar página

En la era de la revolución tecnológica, quizás la transformación más sorprendente sea la que vive constantemente el cliente; lo rápido que se mueve, cambia de opinión y se diversifica. Es por ello que hoy más que nunca es fundamental estar cerca de tu público, conocer en profundidad sus costumbres, su ciclo de vida y los canales para llegar a “él”. Esto es lo que marketing conocemos como una “Estrategia Multicanal”.

Brindar un servicio de calidad significa hacerse presente en todos los canales que el cliente pueda estar, generando una atención con respuestas rápidas y reaccionando proactivamente a todo lo que el cliente pueda necesitar.
Si hablamos del mundo digital, estos canales pueden ser: tu sitio web, e-mail marketing, redes sociales, Google AdWords y otros. Desde un punto de vista “off-line”, podemos referirnos a tus diferentes puntos de venta, catálogos, avisos o comerciales, etc.
Para garantizar la efectiva satisfacción del cliente es necesario poner atención y vigilar los puntos de contacto con el cliente, entregandole una mejor experiencia a través de la opción de hablar con de hablar con la empresa por el canal que prefiera.
Pero, ¿qué podemos hacer para generar una estrategia multicanal realmente exitosa? A continuación, te compartimos algunos tips:

1.- Conocer a tu público objetivo: tu producto no va a ser igual de valioso para todos, ya que  las necesidades de las personas son diferentes. Concéntrate en tu público objetivo y concentra una estrategia multicanal que apunte únicamente a él. Como dice el refrán “el que mucho abarca, poco aprieta”.

2.- Identifica los canales más efectivos: estudiando el comportamiento de tu público objetivo, será fácil establecer patrones que indiquen cuál o cuáles son los puntos de contacto para comunicar mejor tu mensaje. Concentra tus esfuerzos y recursos en dichos canales.

3.- Reconoce los “puntos de fuga”: son las instancias en las que un potencial cliente decide no concretar una compra. Identificando qué etapa del proceso de compra -o embudo de conversión- es el que presenta mayores fugas, te permitirá identificar la razón. Generalmente se debe a la falta de información, garantías complejidades técnicas -particularmente si se trata de un e-commerce.

4.- Lleva un control: establecer distintos KPIs -o indicadores de gestión- para medir la efectividad de cada etapa del proceso de compra, te otorgará una visión gráfica del estado estado de la estrategia multicanal, y si está dando o no resultados. Lo mismo aplica para la efectividad de tu empresa en su totalidad. Como decía Joseph M. Juran, “lo que no se puede medir, no se puede mejorar”.

Conocer a tus clientes y entender su comportamiento es fundamental para poner realizar cambios significativos en tu empresa. Obtén toda la información necesaria para diseñar tu plan de acción con la ayuda de Qservus. Averigua lo que podemos hacer por tu empresa aquí.