Seleccionar página
1. Paciencia
¡Lo principal!
Muchas veces tendrás que lidiar con los clientes más furiosos y descontrolados que puedas imaginar, a quiénes, por más soluciones que puedas ofrecerles será muy difícil dejar conformes. Por lo mismo, es muy importante que jamás cedas ante estas dificultades, si no puede ser un cliente perdido y una muy mala imagen para la empresa.

2. Conocimiento sobre el producto/servicio
¿Cómo puedes entregar soluciones si no conoces lo que estás ofreciendo?
¡Encárgate de capacitarte! Tienes que conocer tanto el producto/servicio que ofreces, como si  le hubieras dado vida. Familiarízate con él, úsalo, vívelo.  Y de seguro tendrás la respuesta a todo.

3. Uso del lenguaje positivo
¡Muy importante en la persuasión!
Es muy diferente cuando dices “El producto no está disponible, tienes que volver después” a cuando dices “Estará disponible la próxima semana, si nos das tu contacto te avisaremos en cuanto llegue”. En el primer caso, sólo estás diciéndole al cliente que no conseguirá lo que busca, en el segundo caso le dices que en este momento no es posible pero inmediatamente ofreces una solución para que lo tenga lo antes posible.  No cortes las alas de tus clientes, cada vez que algo negativo ocurra ofrece inmediatamente una solución y transfórmalo en algo positivo.

4. Una presencia calma
“El cliente siempre tiene la razón”
Este punto está muy relacionado al tema de la paciencia, debes tener siempre en cuenta que el mejor servicio es el que escucha al cliente y busca dar soluciones, nunca debe ser contrariado. Utilizando lenguaje positivo, mantente siempre calmado y muéstrate siempre abierto a la comunicación, por más complicada que se ponga la situación.


5. Práctica leyendo a los clientes

No necesitas ser adivino para saber lo que tu cliente espera. Hay muchas cosas que puedes observar del cliente que te permitirán mantener bajo control la situación si se presenta insatisfecho, y te darán tiempo para descubrir sus necesidades. Observa su estado de ánimo, el nivel de paciencia que muestra, trata de hacer un levantamiento rápido de su personalidad, y escúchalo muy atentamente, no dejes ir nada. Porque en lo que diga y haga estará la respuesta del cómo debes manejarlo.

6. Iniciativa para seguir aprendiendo
Si ya estás leyendo esto, es porque ya cumples con este punto. Felicidades, sólo tienes 5 puntos más por desarrollar.
Mantente actualizado y en constante aprendizaje, te aseguramos que siempre habrá algo que mejorar en tu servicio al cliente.